Menú Principal

“Es importante que la ciudadanía acceda al patrimonio tangible e intangible de la medicina legal y ciencias forenses”

La curadora del Museo Médico Legal Dr. Carlos Ybar, Constanza Gnecco Acuña, reivindica el verdadero rol que juega dicha institución en el rescate de la medicina forense. De profesión arqueóloga, desde el último trimestre del 2021 su labor en el Servicio Médico Legal se abocó al área patrimonial, mediante su participación en el desarrollo del actual Museo Instituto Médico Legal Dr. Carlos Ybar, del cual es su responsable. Entrama Cultural publica la segunda parte de una entrevista que devela las características de esta muestra recientemente inaugurada.

¿Por qué existe un rescate de la memoria forense?

Porque como Servicio Médico Legal consideramos que es importante que la ciudadanía pueda conocer y acceder al patrimonio tangible e intangible, no solo de nuestra institución, sino que también de la medicina legal y ciencias forenses, en cuanto al avance que éstas han tenido a lo largo de las décadas. En general es una temática y una labor que gran parte de la ciudadanía desconoce, ya que siempre se asociada al SML y las ciencias forenses con la morgue y las autopsias propiamente tal, cuando es mucho más.

¿Quién fue el precursor del Museo Instituto Médico Legal Dr. Carlos Ybar?

En 1909, cuando el Dr. Carlos Ybar presentó su proyecto de un Instituto Médico Legal para el país, él específico que debería albergar un museo. Esta idea comienza a concretarse en 1946 con la contratación del Dr. Tomás Tobar, quién desarrolla la colección docente que conformó el museo original por décadas, el cual tenía un carácter pedagógico, no de difusión, para los estudiantes de medicina legal.

¿En lo personal, qué hereda del precursor de este museo?

Del Dr. Tobar creo que comparto el profundo interés por enseñar y difundir el conocimiento que alberga la colección que él realizó, además de la inquietud de conocimiento, reflejada en las distintas áreas y disciplinas en que él desarrolló sus investigaciones, ya que su labor fue más allá de la medicina legal tradicional, tal como me sucede a mí con la arqueología. Además de él heredo, el ímpetu por seguir desarrollando el Museo, con otras perspectivas y elementos que originalmente no se consideraban y con nuevas estrategias de difusión para toda la ciudadanía, específicamente, en evolucionar desde una visión exclusivamente académica a vincular ésta con una perspectiva hacia el valor patrimonial de los objetos y restos que componen la exhibición, considerando siempre que corresponden a un patrimonio que muta constantemente y, por tanto, debe adecuarse a lo que actualmente se espera de un museo de esta temática.

 29 ,  1